miércoles, 23 de julio de 2008

La Comisión Europea propone menos crueldad en la caza de focas


La Comisión Europea elevó el miércoles propuestas para prohibir las importaciones de piel que provenga de focas que han sufrido excesivamente al ser matadas, lo que podría traer conflictos comerciales con los países cazadores.Aunque no llegó a plantear una prohibición total, el brazo ejecutivo de la UE dijo que los productos provenientes de las 900.000 focas cazadas cada año sólo deberían aceptarse en el bloque si hay garantías de que a los animales se les mató de la forma más compasiva que sea posible.
Ninguna de las 15 especies de focas que actualmente se cazan están en peligro de extinción, pero los ecologistasy políticos europeos han exigido las medidas tras hallar evidencias de que las focas son a menudo despellejadas mientras están aún conscientes.
Normalmente, primero se les dispara o se les clava en la cabeza un palo con un una punta, llamado hakapik.
"Los ciudadanos europeos consideran repugnantes estas prácticas", dijo el comisario de Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas.
"A los productos de focas que llegan de países que practican métodos de caza con dolor innecesario y sufrimiento no debería permitírseles entrar a la UE", agregó.
El año pasado, Bélgica y Países Bajos impusieron sus propias prohibiciones a importaciones como pieles de foca y vitaminas, provocando una protesta comercial de Canadá, que dice que las acusaciones de crueldad eran infundadas.
Dimas dijo que la prohibición no cubriría la caza de subsistencia por parte de los inuits u otras que se haya comprobado que se hicieron de manera compasiva.
"Es muy difícil definir qué es compasivo", dijo. "Personalmente, no me gusta ningún tipo de matanza, pero seguiremos lo que la ciencia nos diga que no causa dolor innecesario o sufrimiento a los animales".
Un informe de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria subrayó el año pasado varias causas de sufrimiento innecesario, como las trampas submarinas, que provocan la muerte por ahogamiento. Recomendó que a las focas se les dispare o se les clave una punta en la cabeza primero, y que luego se compruebe que están efectivamente muertas antes de desangrarlas y despellejarlas, para asegurarse de que no vuelven a la conscienciadurante este proceso.
La Fundación Internacional para el Bienestar de los Animales (IFAW, por sus siglas en inglés) celebró la medida, pero un portavoz dijo que todo lo que no sea una prohibición total será difícil de monitorear o ejecutar.Canadá, Groenlandia y Namibia cazan el 60 por ciento de las focas cazadas al año. El resto son matadas en Islandia,Noruega, Rusia, Estados Unidos, Suecia, Finlandia y Gran Bretaña.
Dimas agregó que cerca de un tercio del comercio de productos de foca pasan por alguno de los 27 países miembros de la UE antes de llegar a sus mercados finales, lo que convierte la legislación de la UE en un arma poderosa para el control de este comercio. Se espera que la propuesta reciba amplio apoyo de los legisladores de la UE, que ya han hecho un llamamiento para una prohibición, agregó. Para que se convierta en ley, también necesita la aprobación de los países miembros.
Reuters 23/07/2008